“El Grande” asegura que García Luna fue secuestrado por <strong>Arturo Beltrán Leyva</strong>

Genaro-Garcia-Luna-1.jpg

La intercepción de García Luna ocurrió cuando se dirigía a Cocoyoc

Sergio Barragán Villarreal, “El Grande”, afirmó que el execretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, fue secuestrado en Morelos por órdenes de Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”.

Durante el segundo día de su comparecencia ante la Corte del Distrito Este de Nueva York“El Grande” aseguró que la acción fue usada para advertirle que siguiera colaborando, pues para esa fecha ya sostenía una feroz batalla en contra de sus antiguos aliados: Joaquín “El Chapo” Guzmán e Ismael Zambada García.

La intercepción de García Luna ocurrió cuando se dirigía a Cocoyoc. Posteriormente, el exfuncioario fue llevado a una casa donde estaba “El Barbas”, quien también le sostuvo que esa acción demostraba lo fácil que era llegar a él, pero luego de unas horas, lo dejaron en libertad.

Barragán Villarreal explicó que, infiltrado como supuesto agente de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), participó el 20 de octubre de 2008 en la captura del “Rey” Zambada, ocurrida en la Colonia Lindavista, en la Ciudad de México.

Detalló que la captura de “El Rey” fue en represalia por la captura de Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, detenido por el Ejército en enero de 2008 y por los golpes de las autoridades contra los Beltrán Leyva.

El narcotraficante dijo que antes del operativo en Lindavista ya habían proporcionado datos al Ejército sobre la ubicación del “Rey”, que en aquellos años operaba en la Ciudad de México, sin embargo, los militares le habían vendido la información al capo y éste evitó la captura.

Por ello, cuando lo localizaron en la casa de Lindavista, él y otros integrantes de los Beltrán Leyva se disfrazaron de elementos de la SIEDO, en aquel entonces al mando de Marisela Morales Ibáñez, y llevaron a cabo el operativo en el que se registró una balacera y requirieron apoyo de la Policía capitalina.

“El Grande” dijo que existía preocupación que una vez detenido “El Rey” fuese cambiado por otra persona, por lo que ordenó que se le tomarán fotografías, pues en México, por la corrupción imperante, todo es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

scroll to top